La organización


En algún momento, No Tiren Bombas pasó a ser una organización. Los expertos no se ponen de acuerdo de cuando sucedió esto, pero está claro de que fue sin que nadie se diera cuenta. Ni siquiera el propio administrador del sitio, que un día se despertó con un dominio .org en sus manos y tuvo que resolver que hacer con él.

El propósito de la organización es difuso. Algunos dicen qué es la difusión de textos de dudosa calidad, otros que es una plataforma de ego para los que tiran de los hilos de semejante intrascendencia (lo cual sugieren que están un poco despegados de la realidad). Otros expertos, como Gustaf, piensan que el humor salvará al mundo y por eso creen que el sitio y la organización es demasiado pretenciosa. Otros dicen que No Tiren Bombas es una subsidiaria de Cobra. Y otros que uno de los autores de los textos se vio obligado a crearla para confrontar a un Malvado Consorcio Chino que lo persigue para destruirlo.

Sus miembros son desconocidos. Nadie tiene claro quién está detrás de todo. ¿Un tipo sólo que actualiza todo? ¿Varias personalidades múltiples como en la película esa de John Cusack? ¿Los jóvenes blancos? ¿Fernando Amado, experimentando para un nuevo libro sobre la conspiración de Internet? ¿Una criatura más allá del tiempo y el espacio?

No importa. Solo está claro que cada tanto aparece un texto nuevo. Un texto que despierta pequeñas sonrisas, de esas hechas solo con la mitad de la boca, que indican una pequeña cuota de malicia.
 
Powered by Blogger