domingo, 11 de marzo de 2012

Chop Psy: una reseña.

Me alegro que hayan hecho esta película, porque si no me habría perdido de mucho. Se llama ‘Chop Psy’ y es lo último de Nicolas Cage. Nicolas es Mackay White, un psíquico de pelo largo y lentes negros que trabaja para la policía. Su poder psíquico es muy limitado, sin embargo. Al tocar un muerto, puede ver los últimos dos segundos de su vida, como si se tratara de una película. O sea, lo ve de afuera, como si fuera una especie de director armando las escenas de muertes de todos. Esto resulta muy útil para resolver crímenes, y su jefe, el Comisionado Sledge Hammer (interpretado por Sledge Hammer, que grita mucho y le pega a las mesas, mientras Nicolas pone caras de dolor y compungimiento), lo usa en los casos donde su equipo regular no puede traer resultados.

Todo esto termina mientras investiga la muerte de un cocinero latino, amigo de Nicolas. Al enterarse de su muerte, Nicolas llora. Al tocarlo, ve claramente que fue asesinado por Jason Statham. La cámara colabora con el ángulo para que se le vea la cara. Jason Statham es un conocido asesino que trabaja para una mafia italiana medio berreta (usan manteles a cuadros y comen tallarines con tuco). Sledge Hammer y Nicolas lo van a arrestar pero Statham tiene una coartada perfecta: a esa hora estaba corriendo picadas ilegales con sus amigos. Nicolas es despedido por Sledge Hammer, que ya no tolera sus métodos no convencionales, en una escena conmovedora que saca lo mejor de Sledge Hammer como actor.

Al ser despedido, Nicolas tiene muchas escenas llorando y mostrando dolor mientras su esposa (Eva Mendes) lo abraza. Tienen una escena de sexo, con ropa, en la cual Nicolas llora. Yo creo que la escena es prescindible y corta el ritmo frenético de Chop Psy.

Nicolas Cage, entonces, consigue trabajo en el único lugar donde lo tomarían: la intendencia. Comienza a trabajar para bromatología, tocando comida en distintos locales de gastronomía, para comprobar que se trata realmente del alimento que dicen, al ver los momentos finales del ingrediente. Así logra desbaratar una mafia de los panchos, que estaban hechos con carne de vaca en lugar de caballo. Es en esta parte que transcurre el grueso de la película.

La trama se complica cuando mientras investiga un restaurant chino, Nicolas comprueba que un Chop Suey está hecho de perro. Nicolas llora, cuando ve a los cachorritos ser asesinados por un malvado cocinero. Nicolas intenta entonces clausurar el restaurant, desconociendo que es parte de un Malvado Consorcio Chino liderado por Chow Fen, interpretado por Morgan Freeman. Chow Fen, viendo amenazado su negocio, envía ninjas a asesinar a Nicolas.

Es aquí donde se inician una serie de secuencias de persecuciones y tiros entre Nicolas y los Ninjas. Esto genera una brecha entre Nicolas y su esposa, que está cansada de sus llantos y de que no le dedica tiempo por luchar contra Ninjas. La esposa también está resentida porque le roba los productos para el pelo, que Nicolas usa para cuidar su frondosa cabellera.

Eventualmente, Nicolas se enfrenta al enemigo final, que no es otro que Statham, enviado por Morgan Freeman a matarlo (porque se quedó sin Ninjas). Statham enfrenta a Nicolas en el plano psíquico, donde Nicolas tiene un avatar con mucho más pelo. Aquí Nicolas comprende que Statham es un asesino psíquico, que envía proyecciones mentales para matar a sus víctimas. Así pudo matar al amigo latino de Nicolas y tener coartada. El duelo final es duro, Nicolas Cage pierde una mano por un sablazo mental de Jason, pero finalmente gana, mata a Statham y limpia su buen nombre. Cage llora, por la pérdida de la mano y por recuperar su reputación.

Sin embargo, la vida le reserva una última sorpresa a Nicolas. Su esposa, cansado de su falta de atención por pasarse combatiendo contra ninjas, lo deja. Nicolas llora. Fin.

Chop Psy tiene una temática original, pero es lo único bueno que se puede decir de ella. Las explosiones no son suficientemente amarillas. Los flashes psíquicos ya los hemos visto muchas veces. Los Ninjas pasaron de moda. Las actuaciones son terribles, excepto la de Morgan Freeman, que uno no entiende que hace acá.

El guión deja cabos sueltos, es difícil saber si por torpeza o a propósito. Por mencionar uno, queda sin resolver la misteriosa desaparición de Andy García, que no aparece en esta película, no se habla de él en ningún momento y tampoco está en los créditos. De hecho, ni de esta, ni de ninguna otra película actual. Sobre el guión, cabe agregar que es una adaptación de un cuento de Philip K. Dick, “Orpheus with Clay Feet”. No noté muchas similitudes, la verdad, excepto que hay personajes. Y hablan entre ellos.

El director, Ralf Bay (hermano segundón de Michael) maneja bien las secuencias de combate. Muestra en cada escena su experiencia como director de videos de música, ya que las peleas están perfectamente coreografiadas. Al igual que los bailes estilo película musical que transcurren en el fondo. También logra un buen manejo del 3d, sobre todo en las escenas del plano psíquico, donde la cabellera de Nicolas fluye, larga y suelta, como si fuera una cortina gigante sin final visible.

La ironía final de Chop Psy, es que Nicolas, con toda su habilidad para ver la muerte, no puede detectar el final de su propio matrimonio cada vez que toca a su esposa. El director transmite el mensaje de cómo hasta las personas con mayor visión, a veces, están ciegos ante lo más evidente. Un golpe muy bajo.

1 bomba(s) no tirada(s):

Picardo dijo...

No tenia idea de esta pelicula pero con tu reseña tiene toda la pinta de que esta buenisima de lo mala que es!.
Voy a ver si la consigo

 
Powered by Blogger