miércoles, 17 de febrero de 2010

Cinco litros de sabor

Muchos lo recuerdan, algunos lo degustaron, pocos quieren degustarlo de vuelta. En una pequeña botellita empaquetaba el potencial de cinco litros de letal sabor. Hace más de diez años que no se los ve por las calles, pero algunos quieren que vuelva. Es el Caribeño, un jugo que marcó una época, quitado de las estanterías de los comercios por una prohibición por insalubridad. Recientemente un movimiento en Facebook apareció, pidiendo por su regreso, buscando cambiar la historia. Parece increíble pero cada día tienen más miembros y muy pronto podrían poner a esa botellita en nuestros hogares de vuelta. Para averiguar más sobre los orígenes del Caribeño, la terrible prohibición y los fines de este movimiento es que entrevistamos a Juan María Mastroianni, empresario, que seguramente recordarán por el tórrido romance que tuvo con la modelo Rosario Ramos. Él era dueño de la fábrica de Caribeño y ahora es líder de este movimiento que según él, persigue un fin “cultural” y “social”.

“Ahora nadie le da cinco litros de sabor. Eso era preocuparse por el país. Por la gente. Eso es lo que queremos recuperar.”

En la redacción de No Tiren Bombas no teníamos idea de que el jugo Caribeño había sido prohibido. ¿Podría hacernos una breve reseña de la historia del jugo Caribeño, para los que no lo recuerdan?

Si, de acuerdo. Bueno, nosotros venimos de una larga tradición de jugos asquerosos en el país. Tomamos el estandarte de varios productos que existieron antes de nosotros. No se si se acuerda del 'Boom', un jugo que venía en sachet, congelado, que estaba demostrado que daba escarlatina en algunos casos. Ese era un antecesor nuestro, que hizo feliz a una generación entera de niños, junto con los chicles con tatuaje de He-Man. Años después, analizando el mercado, comprobamos que esa generación que había crecido con el 'Boom' tenía otras inquietudes. Para el adolescente no tiene glamour alguno estar tomando un jugo de sachet. Fue así que compramos la fábrica de 'Boom' y cambiamos la fórmula y la presentación para llegar a ese nuevo público. Fue así como nació 'Caribeño: cinco litros de sabor'. Una botellita de medio litro de un jugo de frutas químico, totalmente concentrado, que se diluía en agua para lograr aún mas jugo, de menor concentración. Y a los gurises les encantaba, les encantaba. Aunque es realmente asqueroso, no lo podemos negar. Pero los gurises igual se toman cualquier cosa.

Eso si, reconozcamos que Uruguay tiene una tradición mucho más importante de jugos con gusto artificial. Royarina, Jugolín, Inca, Puritas, que hasta tenía un avión ¿se acuerda? La lista es larga. Pero debo reconocer, no todos tienen los bajos estándares de calidad que teníamos nosotros.

¿Cuales fueron las razones por las cuales el Caribeño fue prohibido?

Sobre la prohibición, bueno, las razones son claras. Caribeño esta hecho exclusivamente de químicos. No tiene nada natural. El color es pintura Inca en dosis muy bajas y el sabor es artificial. Está completamente endulzado con ciclamato, que está demostrado que es cancerígeno. Esa fue la razón por la cual inicialmente bromatología se ensañó con nosotros. Hay otros refrescos, no voy a dar nombres, que simplemente ponen una advertencia en esos casos y se los deja ser comercializados. Pero en nuestro caso no fue así.

Después la prensa comenzó a torcer la verdad para crear una sensación de 'incaribeñosidad', o de inseguridad frente al Caribeño, que terminó por destruirnos por completo. Estuvo la historia esa de esa persona que falleció por consumir Caribeño, después de que accidentalmente se le filtrara al torrente sanguíneo. Se le filtro el Caribeño a todo su cuerpo y la misma sangre se le volvió jugo de naranja. El cuerpo no pudo procesar jugo de naranja en lugar de sangre y murió. Dicen que quedo todo naranja el hombre. Como un pitufo, pero naranja.

Y finalmente, la historia del 'Desprestige', aquel buque tanque que llevaba miles de litros de Caribeño de pomelo. Naufragó en las costas de Galicia, causando un terrible derrame de Caribeño de pomelo que convirtió a toda la costa gallega en jugo de pomelo. La dejó amarilla, con ese sabor tan amargo, característico del pomelo. Los peces al día de hoy siguen saliendo amarillos. Y si consumís cosas del mar, todo tiene gusto a pomelo en esa zona. Y en Galicia detestan el pomelo.

No digo que no haya pasado nada de eso, es decir, hubo episodios aislados, pero la mayor parte de estos hechos fueron exagerados y sacados de contexto.

Todo esto fue producto de un gobierno neoliberal, del cual no voy a mencionar a su cabeza máxima, que en la típica actitud de los partidos tradicionales resolvió hacer pesar el amiguismo más que la voluntad del pueblo y a nosotros nos hundió mientras que a otros les permitió seguir operando.

¿Cuál es el propósito de su movimiento?

Nuestro movimiento es moderno, activo, y opera desde Facebook. Lo pueden buscar, se llama 'Para que se levante la prohibición al Caribeño y podamos degustar ese sabor excepcional otra vez'. Nuestro propósito esta definido ahí. Pueden pasar, se hacen socios y les llegan todas las novedades del movimiento. También vendemos merchandising, camisetas, un CD con el jingle de Caribeño, de todo. Sin fines de lucro, ¿no? Es para financiar el movimiento.

¿No es un poco largo el nombre?

Es larguísimo, si. Pero en Facebook todos los grupos se llaman siguiendo esa línea. La época de los “COPROPAJ” y nombres así es historia. Y además cuanto más largo, más cara cobramos la camiseta. Está barbaro.

Ajá. ¿Usted alguna vez participó en un trío?

No. Pero una vez mezcle mentos con coca cola. ¡Ajaja! No se imagina el desastre que se arma.

¿Cuales son las razones que tiene el movimiento para pedir el regreso del Caribeño? ¿Porqué debería volver?

En realidad lo hacemos por el país, no por nosotros. Hace unos cuantos años que en este país nadie prueba Caribeño. En estos días de 3B, de Net, de Gitana: ¿Quien protege a nuestros jóvenes? El Caribeño era asqueroso, pero era uruguayo, era nuestro. No como esos refrescos extranjeros que vienen a robarnos el capital.

Esos refrescos le quitan todo al país. Nos roban puestos de trabajo, que cuando la fábrica de Caribeño reabra, pensamos recuperar. También lo hacemos por la cultura, por defender la uruguayidad. El otro día me cruzo con un niño cantando la canción de refresco 'Rinde 2', como la pasan en la radio, en portugués. ¿Es eso nuestro idioma? ¿Es ese el legado de Artigas, que murió en combate por nuestra pátria? Y 'pátria' escribilo con tilde en la 'a', por favor, que le da más fuerza.

Por último, deseamos devolver la larga tradición de ayuda social del Caribeño de vuelta a la sociedad.

¿Ayuda social? ¿Que hizo Caribeño por la sociedad?

Y bueno, es sabido que hay empresarios inescrupulosos que quieren enriquecerse a costa de hundir al pueblo. Eso no es Caribeño. Piense que en el frasco siempre decía que rendía cinco litros. ¿Que nos impedía a nosotros poner que rendía uno y hacer más plata al tener menos rendimiento? Eso habría implicado que los químicos no se habrían diluido hasta el nivel mínimo tolerable para el ser humano. Y nunca lo hicimos. Eso es tener conciencia social.

Pero dejando de lado esas razones: ¿han resuelto algunos de los asuntos de salubridad que les ganaron la prohibición en primer lugar?

No, para nada. No es necesario. No es una cuestión de salud, es una cuestión de orgullo nacional. Por lo que es nuestro. El asado es nuestro y hace mal. '2010 jugá' también. El mate también. Hay gente que ha muerto tomando mate, por el calor excesivo del agua. No apelamos a una decisión hecha por técnicos fríos, calculadores y científicos. Apelamos a una decisión política, hecha con el corazón.

Volvamos al tema de la financiación. Dice que se financian con la contribución de la venta de merchandising. ¿Esto es exclusivo, o tienen otros tipo de apoyo?

No, no exclusivamente. Tenemos el apoyo de prestigiosas figuras del ámbito empresarial y cultural del Uruguay, como el negro de CCE, que se ha ofrecido a hacer los nuevos spots de campaña de Caribeño totalmente gratis. Tiene esa onda medio tropical que va bárbaro con el producto. ¿Se acuerda cuando decía 'muito melho que bom'?

También tenemos el apoyo de Juji, la movilera de 'Parque Jurásico', y del Profesor Alberto Roca, que dice que la ingestión masiva de Caribeño induce un estado parecido al coma que es ideal para hablar con los ángeles.

Pero estamos abiertos a oír propuestas de todos los que quieran ayudar. Les vamos a pedir a los que les interese que pasen por el grupo de Facebook y se comuniquen con nosotros. Nuestras puertas están abiertas a todos.

Para terminar, han pasado muchos años desde que se prohibió el Caribeño. ¿Porqué iniciar este movimiento ahora?

Le cambio la pregunta. ¿Existe un momento mejor que este? Yo creo que no. La gente se rasga las vestiduras en Facebook por cualquier trivialidad. Hasta hay una cruzada para salvar al SUN. Si se la juegan por el SUN, un cacho de plástico que da corriente: ¿No se la van a jugar por nosotros?

6 bomba(s) no tirada(s):

Alessis dijo...

El Caribeño es pueblo.

Cuánta alegría ha llevado ese veneno líquido a las mesas uruguayas.
Qué tiempos aquellos.

Alessis dijo...

El caribeño fue la pasta base de los 90s.

Macachina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
analiala dijo...

El pitufo naranja la rompió.

Anónimo dijo...

jaja leer hasta el final sólo para darse cuenta de que el tipo éste se tomo unos cuantos caribeños sin diluir!!!
además, por favor avísenle que Artigas murió en el exilio en Paraguay y de viejo!!! Y que si bien luchó por la "pátria" la patria le dio una patada en el traste y lo corrió!!! -.-
Este tipo de idiotas es al que no se les debe dejar vender...

Lorenzo Cancela dijo...

Este señor que publica sobre Caribeño, es un real mentiroso, ya que se basa en enchastrar a otro refresco y lo hace con falsedades. Yo fabriqué jugos BOOM en Uruguay y fuimos clausurados por intereses
personales de los directores de la IMM. Pese a contar con todos los certificados habilitantes de Bromatología por el contenido,LATU por el envase,Asociación de CELÍACOS que respaldaba su consumo por los niños.
La justicia falló en nuestro favor, condenando a la comuna a probar su clausura, y esta no lo hizo nunca, hasta la fecha.Nunca hubo casos de escarlatina, ni otros males,y tampoco este señor me compró la empresa productora, es todo falso. Como falsos son los comentarios que hoy escucho en los medios, ya que BOOM lo fabricabamos, con las mas estricta normas de higiene,con equipamiento moderno sanitario.Lorenzo Cancela.-

 
Powered by Blogger