sábado, 14 de noviembre de 2009

Exopolítica

Por Mento Mento, Fundador de la Hermandad para la Investigación de otras Dimensiones, Ángeles y Templarios

El Uruguay está preocupado por su futuro, concentrando todos sus esfuerzos en unas elecciones que están resultando desgastantes para toda la sociedad. Y mientras todo eso pasa, ignoramos los verdaderos problemas del mundo. El Uruguay y los candidatos hacen bien en estar preocupados, pero no están preocupados por lo que deberían. Otros visionarios si lo están y organizan el IV Congreso Internacional de Ovnilogía y Vida Extraterrestre, como dice la noticia que salio en Montevideo.com. Este congreso se llevó a cabo la semana pasada en Lima, Perú, Sudamérica, continente Americano, Tierra, Sistema Solar (hay que dar la dirección así para que no se pierdan los OVNIs). Llamamos a todos a la reflexión, que piensen en los temas que mencionaremos a continuación y demandamos que el foco de la campaña cambie a este que mencionamos que es lo que realmente importa para el país.

La agenda del congreso es muy seria y muy importante, donde expertos de todo el mundo se juntaron a discutir ese problema de enorme relevancia que es el fenómeno OVNI. Se habló de filmaciones, encuentros cercanos del quinto tipo (el tercero ya no está en la onda), transmisiones telepáticas y el tema que hoy quiero analizar porque pienso que es de una enorme relevancia.

El tema en cuestión es la exopolítica, tema expuesto por Julio Chamorro, un verdadero experto en el tema. ¿Qué es la exopolítica? Es la política exterior que un país tiene con otros planetas. El ser humano, desde el principio de los tiempos, se ha preocupado por, desde la perspectiva de una nación, tener expertos en relacionarse diplomáticamente con otras naciones para poder establecer tratados relativos a comercio, intercambios varios y también paz y guerra. ¿Pero por cuanto tiempo más podemos seguir ignorando la necesidad de establecer relaciones con otros planetas? Es comprensible que el hombre antiguo, proveniente de una era primitiva donde las únicas preocupaciones eran tener relaciones y golpear a sus semejantes, no pensara en estos temas, pero el hombre del siglo XXI, que es un hombre que mira hacia el futuro con raciocinio, lo debe tener presente.

Este es un tema muy serio. ¿Qué vamos a hacer cuando muchos planetas formen una Unasur de planetas y nos dejen fuera? ¿Qué vamos a hacer cuando nuestros cohetes con arroz tengan impedido el paso de frontera por piquetes de cohetes de otras dimensiones productoras de arroz? ¿Cuántos documentales tenemos que ver para convencernos de que los aliens están acá y debemos estar preparados? Los políticos no tienen respuestas, pero por suerte, hay gente como Julio Chamorro para guiarnos en este camino.

Según dice la noticia, esto “preocupa a las grandes potencias desde la década de los cuarenta”. Esto quiere decir que hay otros países que están más adelantados que nosotros. Países del primer mundo. Yo les pregunto a los candidatos a presidente que están haciendo para enfrentar este tema. Mientras Estados Unidos y Rusia hacen tratados con los alienígenas, nosotros nos quedamos atrás. Ellos ya están pensando en TLCs con Marte mientras nosotros ni siquiera tenemos el tema en la agenda. Por algo han estado mandando cohetes desde hace cincuenta años. ¿Para cuando nuestro propio cohete? ¿Para cuando llamadas internacionales a Ganímedes a precio de llamada local?

Y Chamorro se cuestiona otras cosas. La noticia dice ‘Chamorro también se preguntó quién debería ser el representante de la Tierra "si tuviéramos que interactuar con seres que no tienen explicación lógica".’ Una pregunta muy válida. En primer lugar: ¿Cómo es un ser sin explicación lógica? ¿Está vivo y muerto a la vez? ¿Va hacia atrás en el tiempo? ¿Tiene la cabeza desprendida del cuerpo? ¿No le gusta la Coca Cola? Preguntas muy validas, para pensarlas, si queremos entrar en contacto con los extraterrestres.

En segundo lugar, como dice Chamorro, debemos encontrar nuestro representante, y desde acá lanzamos un desafío público para todo el que tenga un buen nombre para sugerir. ¿Gargano? ¿Julio “voy a cuanta fiesta haya en otro país” Alonso? ¿Yuri Gramajo? ¿Mario Olivero Troise y su ensalada de frutas más grande del mundo? No tenemos nombres, no tenemos preparación, y es lamentable que no tengamos jóvenes formados en exopolítica para cubrir esos cargos, cuando estamos hablando que la exopolítica es un sector donde hay desocupación cero (nadie la ejerce). No podemos ignorar más esta realidad. Despierten uruguayos. Despierten.

2 bomba(s) no tirada(s):

Emerre dijo...

Yo no tomo Coca Cola.

Diego Suárez del Corral dijo...

Como dirian en aquel glorioso capitulo del pato Darkwing: Es un vampi! Es un vampi!

 
Powered by Blogger