miércoles, 16 de julio de 2008

Ta

El pasado domingo desapareció la última morsa que quedaba en el zoológico. Aprovechando las instalaciones en mal estado, en un arrebato de desesperación debido al calor y la humedad que se sienten estos dias, huyó por una reja rota que daba a la calle Dolores Pereira de Rosell.

No tiene bigotes pero si dos dientes separados frontales. Aparenta ser una morsa joven, por su actitud más que nada, pero en realidad ya es toda una veterana. Le gustan los partidos de tenis y los alfajores.

Se la vio por última vez por las inmediaciones de Paraguay esquina Freire. No le gustan las alturas así que es razonable que lo vean cerca de la Planta Baja. Responde al nombre de ‘Fernando’. Cualquier información que puedan proporcionar sobre su paradero se recompensará. Esta es la foto más reciente que tenemos.

2 bomba(s) no tirada(s):

>> a l e x i s dijo...

Primero te burlás de los enanos, ahora de los gordos. ¿Qué sigue? ¿Los rengos? ¿Eh? Qué feo, qué feo lo tuyo =P

Anónimo dijo...

Sublime.
(Yo habría ahorrado la foto, pero usted sabe de esto más que yo)
Nos vemos en la vuelta,
Lechuza.

 
Powered by Blogger