sábado, 14 de junio de 2008

La gata Daisy

El jueves pasado El Observador publicó una denuncia en sus paginas en la cual comentaba que la ministra del Interior, Daisy Tourné (o Deyse Turne, para nuestros amigos de Hechos) había utilizado dependencias de la Policía para realizarse un tratamiento de varices, tomar clases de equitación y realizar practicas de tiro, actividades que no estarían permitidas para la jefa de la cartera.

Tratamiento de varices. Equitación. Tiro. Señores. La realidad es clara. La ministra esta utilizando nuestro dinero para convertirse en un gato. Mas precisamente en uno onda Lara Croft, indicado por la predilección por visitar los polígonos.

Para la mujer es difícil envejecer y ir viendo que la belleza que trae la juventud se desvance. Mas cuando lo mas linda que fuiste en toda tu vida es como luce la ministra en esta foto.

"Hubo un tiempo que fue hermoso y fui libre de verdad"

Claro, los tiempos cambian y ese look dejo de estar de moda. Había que modernizarse. Así que Daisy se cortó el pelo y se puso lentes. Lentes de gato. Como lo demuestra la foto de abajo.

Foto de la izquierda. Daisy y sus lentes. Foto de la derecha. Gato y un par de lentes con 80% de similitud.

Ahora se saco las várices y ahora debe tener unas piernas espectaculares. No es lo mismo sacarse várices que irse a tratar por una clavícula quebrada. Vaya uno a saber con que sigue después. Luego tomo clases de equitación, que es un deporte fashion y de gente linda. Como de Galería de Búsqueda. Uno no se imagina un gordo comedor de tallarines haciendo equitación. Se imagina gente esbelta, delgada, linda.

De más: hacer equitacion y ser linda. De menos: hacer equitacion y ser gordo y comer tallarines y que te cuelguen por la boca

Y la misma relación uno hace con el tema del tiro. Uno se imagina una mujer que dispara y ¿que imagen aparece en nuestra cabecita? ¿Sarah Connor? No. Uno se imagina algo así.

Token gato con armas. Las mujeres deben estar pensando que los hombres somos asquerosos. Lo somos.

Al respecto del asunto, Montevideo.com recogió declaraciones de un asesor de la ministra, Enrique Rivero y de el dirigente de uno de los sindicatos de la policía, Marcelino Rodríguez.

El primero sostiene que esto no consiste en una forma de abuso de poder, sino que es una muestra de apoyo y confianza hacia la institución policial. Es decir, no seria más que una forma de estrechar los lazos entre la encargada de la cartera y sus subordinados. Amigos bloggers, abran las puertas de sus casas para que sus jefes los pasen a visitar, se instalen en su sillón, y pongan las patas arriba de su mesita del comedor porque no serían abusos: sería que el vinculo entre ustedes se esta estrechando. ¿Y quien no quiere llevarse bien con su jefe?

El segundo expresó "No es nada raro que la ministra use las instalaciones del ministerio del Interior, ha llegado el momento de que la policía se abra a la sociedad y que pueda compartir las cosas que no son exclusivamente del servicio, no nos parece mal". Excelente. Quiere decir que lo mío es tuyo y lo tuyo es mío. Ciudadanos, partamos hacia las dependencias policiales y pidámosles prestados lápices, computadoras, o hasta que nos lleven a algún lado en los patrulleros, como si fueran taxis.

El sindicalista continúa comentando que ella, como jefe máximo de la policía, tiene derecho a “supervisar y conocer las unidades”, pero se quejo de que la familia de un policía nunca iba a tener la atención que tiene ella en el hospital policial. Y termina con una nota positiva, "Ha tenido la altura ética de transmitirnos la libertad de expresión. Nunca se me persiguió, ni se me sancionó cosa que hemos vistos; antes con en un Stirling o un Ramírez primero te sancionaban y te sumariaban, y después veían". Menos mal.

5 bomba(s) no tirada(s):

>> a l e x i s dijo...

Me asusta que tu mente pueda llegar a pensar algo así de la ministra. A mí me hablan de Daisy con cualquier cosa y con lo menos que lo asocio es con una chica bonita :P

Pobre ella, porque quiere integrarse a la policía de verdad y no la aceptan. Todo culpa de la cultura machista...

maesepedro dijo...

Y sí,parece que Daisy nunca fue bella.
Habría que preguntarse por qué como usted dice "para la mujer es dificil envejecer", creo que para muchos hombres también pero menos,justamente por ese por qué.
Lo de aprovecharse del dinero público para intereses privados es una costumbre bastante arraigada entre los políticos, en cuanto pueden lo hacen.

saludos.

Diego Suárez del Corral dijo...

Maese, no se confunda. Daisy no se aprovecho del dinero público para su beneficio. Simplemente utilizó instalaciones policiales para "acercarse" más a sus subalternos.

Y para los hombres no es dificil envejecer. Por eso cuando cumpla 50 me voy a comprar un auto ultimo modelo, voy a empezar a usar pantalones de cuero y a comer chicle mientras digo cosas como "esto esta espacial!"

maesepedro dijo...

En ese caso no dude de que las Daisys del momento caerán a sus pies.

Hagamos Ohm dijo...

Si quiere estrechar lazos, por qué no pide que le den un sueldo de policía? Así se solidariza(?).

Aunque la mona se vista de seda...

 
Powered by Blogger